27 may. 2012

FUTBOLISMO Y BERTOLT BRECHT



“Entendemos por grupal aquel campo de interconexiones, de entrecruzamientos de lo individual, lo institucional, lo social, etc., donde surgen acontecimientos y procesos compartidos (imaginarios, reales, etc.) entre sujetos que persiguen objetivos comunes…”, 
Souto, M.



Con un desempeño brechtiano, la participación del canaYa en el campeonato lleva hasta las últimas consecuencias el concepto de juego colectivo.
Lequi está lesionado y la hinchada se preocupa, pero el diagrama planteado por Rosario Central manda relevo con Pepino y la ausencia  ya no se impone.
Evidentemente, el equipo funciona como tal, y en el trabajo de mesa el reparto de funciones no reconoce jerarquías ni estrellatos sino que se propone construir los roles según las necesidades del “cuerpo” técnico, cuerpo que excede  la Dirección para reinventarse como organicidad y organización vinculada al concepto de dinámica de grupo.
Así, toda presentación es resultado de un diálogo previo, de un análisis del juego de cada adversario que se traducen en una serie de novedades  relacionadas a un conjunto de estrategias ad hoc, únicas, preparadas y pensadas para el caso concreto.
Por eso, una vez en escena, cada jugador se vuelve, en ese instante (lejos de los problemas de cartel y de la atadura a roles protagónicos de salvataje) feroz y maravillosamente imprescindible.
Entonces, el goleador no nace, mejor se hace, y los castillejos que se construyen en el aire no son sino el producto de un sueño compartido, de una tarea fina. El resto (el ascenso o la gloria) le pertenece, en parte, a los hados.

NOTA: Acéptese la parcialidad de quien suscribe ya que que la objetividad, y acaso la neutralidad, no figuran entre las pretensiones de este blog.

25 may. 2012

CABALLERO VERSUS



Apenas entró a la fábrica lo llevaron a conocer los diferentes sectores excepto uno, el perteneciente a la administración. Sin embargo, tras el vidrio, pudo divisar la cabellera suelta y ondulada de una de las empleadas y se detuvo unos instantes.
Después: la jornada de 9 horas y la salida multitudinaria. Marcó la tarjeta y esperó en el portón central para verla de cerca.
Meses más tarde, su tenacidad logró el teléfono de Maura (la ondulada), y se lo comentó a su compañero de planta.
-¡Bah!, yo le conozco el talle a todas esas…
-¿Si?
-¡Claro!
Luego del brevísimo intercambio, saludó al contiguo con mucho esfuerzo y se retiró lamentando esos jirones de poca hombría.
















16 may. 2012

DE YOCASTAS Y FLÂNEURS



El hombre insiste en la búsqueda. A veces parece quieto, pero está pensando cómo emprenderla nuevamente y con reformas.
Desde siempre se lo ve deambular cansado pero ansioso, expectante, atento… Mira de soslayo la fuente en la que ya arrojó mil monedas y pasa de largo para persignarse en la otra cuadra ante la imagen de una santa que promete, como todas.
Su agenda porta tantos nombres como letras en el índice: tres o cuatro mujeres por hojita (incluso hay una en la X, donde está Ximena). Son casi noventa los nombres, pero ninguno ha dado sus frutos ni aún pariendo.
Hoy lo vi salir del kiosco y estuve tentado de decirle:
-¡Eeh! ¡Luisito! ¡dejate de joder! ¡madre hay una sola!

15 may. 2012

CARLOS FUENTES

Sin prolegómenos, su discurso en la apertura del Congreso de la Lengua, Rosario, 2004.


Majestades,
Señor Presidente,
Señoras y señores:
Mírenlos. Están aquí. Siempre estuvieron aquí. Llegaron antes que nadie. Nadie les pidió pasaportes, visas, tarjetas verdes, señas de identidad. No había guardias fronterizas en los Estrechos de Behring cuando los primeros hombres, mujeres y niños cruzaron desde Siberia a Alaska hace quince, once y cuatro mil años.
No había nadie aquí. Todos llegamos de otra parte. Y nadie llegó con las manos vacías. Las primeras migraciones de Asia a América trajeron la caza, la pesca, el fuego, la fabricación del adobe, la formación de las familias, la semilla del maíz, la fundación de los pueblos, las canciones y los bailes al ritmo de la luna y del sol, para que la tierra no se detuviese nunca.

14 may. 2012

SUFRIR EL TIEMPO


"...y sobre el final de la Edad Media, apareció el reloj..."


Obviemos a Borges y a San Agustín. El tiempo que refiero se reduce a esos segundos finales que pisan o sobrepasan los 90 minutos.
Alternativamente deseamos que se estire o acabe, pero siempre, siempre con las vísceras revueltas.
Ese tiempo vivo que padecemos es el que se opone a otro tranquilo y muerto; es el que (como el Deseo) a pesar de sufrirlo nos hace decir: qué buen partido…

8 may. 2012

EL CONCEPTO DE AZAR



El humor exige unos procesos
 mentales muy complejos.
 Por eso, la producción de gente como 
Caloi mueve a risa, pero también
a la reflexión.




     La tía Elsa murió soltera de toda soltería. 
    “Nunca tuvo novio, pobrecita…”, repetían los sobrinos que la animaban a convidarle budines a Don Julián y a llamar más seguidito al doctor Rinaldi (aunque ya estuviese fuera de carrera).
     Suele ocurrir que algunas  familias viven el “fracaso” de uno sus miembros como si fuera de todos y no lo soportan -como tampoco soportan que el damnificado directo no haga nada para revertir la situación.
     Pero un día, ya jubilada, la tía se expidió:
     -No te preocupes, Marito. Yo no sufro. Antes sí, porque vos bien sabés, y te lo dijo mi hermano, que a mí hubo uno que me gustaba pero la verdad que no era para tanto, así que si se casó con la Lidia hizo bien. A mí no me dolió tanto como creen ustedes. Porque fijáte esto: yo nunca me creí fea, nunca. Yo sé que existe un hombre que nació para hacerme feliz y que a mí me parieron para hacerlo feliz a él… Pero es probable, muy probable, que por cuestiones geográficas o de tiempo aún no nos encontramos. Quizás nunca nos encontremos. Tal vez este tipo tomaba, en la esquina, todos los días, el mismo colectivo que tomaba yo pero, por un berretín del destino, él agarraba el de las siete y yo el de las siete y cuarto… Por eso no me amargo… estoy segura de eso. Te lo juro por diosito que lo siento acá, acá… en el pecho. Y decile esto a tu hermana también. Y decile que soy feliz porque el mundo no se olvidó de mí. Hay un hombre mío… que anda por ahí…
     -¡Sos loca,tía! .¡¿De dónde sacaste esa teoría?!
     -No sé, creo que todo empezó con un chiste de Caloi...o de Dolina...

   
Nota: La tía Elsa entendió, casi a carcajadas, el concepto de azar.


Humilde homenaje a Carlos Loiseau

6 may. 2012

RENUNCIAS (19 DE DICIEMBRE DE 1971)



Quisiera ilustrar cierta pasión, pero si alguien ya  lo  ha hecho (y tan extraordinariamente bien) cualquier cosa que se intente al respecto no deja de remitir a ese original.


Podría enumerar cien cábalas que se practican en mi entorno. Mery, por ejemplo, si llega a casa mientras juega Central, no puede irse hasta que el partido haya finalizado en virtud de que alguna vez, retirándose en mitad del segundo tiempo, los contrarios dieron vuelta el resultado y nos ganaron.
Del mismo modo, Fabrizzio no puede acompañar al canaYa cuando juega de visitante.
Son renuncias en función del colectivo. Son renuncias que no duelen. Son renuncias que dignifican en tanto su aporte "asegura" la victoria.


Luego de esta introducción, el original: un texto imposible de superar:

19 de diciembre de 1971- Roberto Fontanarrosa- 


Sí yo sé que ahora hay quienes dicen que fuimos unos hijos de puta por lo que hicimos con el viejo Casale, yo sé. Nunca falta gente así. Pero ahora es fácil decirlo, ahora es fácil. Pero había que estar esos días en Rosario para entender el fato, mi viejo, que hablar al pedo ahora habla cualquiera.

Yo no sé si vos te acordás lo que era Rosario en esos días anteriores al partido. ¡Y qué te digo “esos días”! ¡Desde semanas antes ya se venía hablando, del partido y la ciudad era una caldera, porque eso era lo que era la ciudad! Claro, los que ahora hablan son esos turros que después vos los veías por la calle gritando y saltando como unos desgraciados, festejando en pedo a los gritos y después ahora te salen con que son... ¿qué son?... moralistas... ¿De qué se la tiran, hijos de mil putas? Ahora son todos piolas, es muy fácil hablar. Pero si vos vieras lo que era la ciudad en esos días, hermano, prendías un fósforo y volaba todo a la mierda. No se hablaba de otra cosa en los boliches, en la calle, en cualquier parte. Saltaban chispas, te aseguro. Y la cosa arrancó con el fato de las cábalas. O mejor dicho, de los maleficios.

5 may. 2012

RONALDINHO

( En la defensa de la alegría)


    En el horizonte de mezquindades , especulaciones y faltas,hay una brecha por la que se cuela cierta maravilla. Por ello, así, naturalmente, sin pretensiones, él le resta seriedad al asunto y restituye las cosas a su estado cuasi original.
    Quizás no lo sabe, pero con esa emoción primaria que se Realiza en la cancha, como un niño, se divierte y juega.
    Le da igual el monto de la apuesta. 
    Los pronósticos le resultan indiferentes.. Se le antoja muy ajeno lo necesario, lo usual , lo esperado o conveniente.
   Por eso gana. Por lo mismo, pierde.
   Y, con todo, sigue intacto hacia adelante, apenas danzando, sin mucho afeite, corriendo dulce y fiero, buscando el arco, o a algún par que se plante en juego.
En una playa, una mujer cuenta que lo amó. En San Pablo, está la que lo rechazó.
   Tejeiro (que no se ha perdido jamás una novela) recoge todas las historias susurradas, las pone junto a otras que imagina: de la mixtura, nace y vuela, cual mariposa, aquella escena alguna vez soñada en la que el puntero muestra cómo nunca se le acaba su reserva de alegría.
   Mientras tanto, sin importar la casaca (o que alguien mire),Ronaldinhno avanza; y lúdico, como siempre,salta, ríe…





2 may. 2012

Y el viento se quedó quieto...


A veces, LO QUE SE PUEDE es apelar solamente a las ficciones de otros.
Por esas cosas de la edad,  Gustavo Roldán se fue a principios de abril. Justo él, que aspiraba a "escribir textos donde la cantidad de años que tenga el lector no sea más que un accidente como el verano o la lluvia o el frío."  Literatura,  sin calificativos etarios.
Y vaya si lo logró. Aquí una muestra, para que sigan rondándonos sus palabras.