26 jun. 2015

DETALLE

LA ALCANCÍA CON FORMA DE CERDITO (EN EL CUENTO DE ONETTI) O LA ROSA DE COBRE (EN LOS 7 LOCOS) SON SIGNOS DE ESOS DETALLES QUE APARECEN COMO AL MARGEN DE LO CENTRAL PERO QUE EN VERDAD SOSTIENEN EL NÚCLEO DE UNA HISTORIA.
SIN ESOS OBJETOS QUE REPRESENTAN ALGO DE LO MÁS PURO, LO TERRIBLE NO COMPORTARÍA OTRA COSA MÁS QUE UN ACONTECER COTIDIANO.
POR ESO, CUANDO MI ABUELA SE ENOJA CON LA POLÍTICA, YO LA ENTIENDO Y HASTA ME PONGO TRISTE. PORQUE ELLA TODAVÍA ESPERA , SUEÑA Y NO QUIERE RENUNCIAR  A NINGUNA POSIBILIDAD… PREFIERE  CIERTA IRA PASAJERA ANTES QUE DORMIRSE EN EL DESCONSUELO.
EL PROBLEMA FUE ESE VIDRIO ROTO.  ELLA ERA MUY NIÑA CUANDO EL MÉDICO REGRESÓ A ARGENTINA TRAYENDO BUENAS NOTICIAS Y EL PADRE CEDIÓ EL LÍVING FAMILIAR  PARA CELEBRAR Y AMPLIAR LA INFORMACIÓN SOBRE LOS AVANCES  EN DIVERSOS TRATAMIENTOS QUE HASTA ENTONCES ERAN , ADEMÁS DE CAROS, INEFICACES.

-MARINI ¿SE IMAGINA? CON LA PRIMERA PILDORITA QUE VALE MENOS QUE UN PAN, ¡ ZAZ! YA SE VAN LOS SÍNTOMAS…IMAGINE, MARINI.
-MARAVILLOSO…
-TA, LINDO, VIEJO…TA LINDO.
-SÍ, LINDO…PERO HAY QUE VER CÓMO MUEVEN ESOS HIJO DE PUTA…CUANDO VEAN QUE SE LES TERMINA LA JODA SE VAN A PONER COMO LOCOS…
-A MÍ NO ME IMPORTA. YO YA ESTOY JUGADO Y SATISFECHO.
-¡PERO A UD NO LO VAN A HACER CAGAR!!!!. ELLOS VAN A QUERER  LA COMPOSICIÓN Y QUE UD SE RAJE…
-¿Y? ¡ ME RAJO! …PERO GUARDA, QUE ACÁ SE QUEDA UNA DOCENA DE ESTUDIANTES …
-¿VOS QUÉ DECIS, RUSITO?
-LO QUE DIGA EL TORDO ME PARECE BIEN…

 ESTABAN EL CONFITERO, EL FERCHO, UN HERRERO CUENTAPROPISTA, MI BISABUELO Y EL “TORDO”. TOMABAN CAFÉ, Y HABLABAN. HABLABAN FUERTE. LUEGO MURMURABAN.
LAS MUJERES COLABORABAN CONVERSANDO EN EL PATIO PARA QUE LA PIBADA NO MOLESTARA.
MI ABUELA ERA MUY NIÑA. YA LO DIJE. NIÑA, PERO PÍCARA. SABÍA QUE ALGO IMPORTANTE OCURRÍA ALLÍ  Y SE SUBIÓ AL BANQUITO, APROVECHÓ EL VIDRIO ROTO (ELLA LO HABÍA ROTO LA NOCHE ANTERIOR ,CON UN PELOTAZO). ESPIÓ. MIRÓ. ESCUCHÓ.
LUEGO, CUANDO LA FOTO DEL CUERPO DESTROZADO DEL TORDO APARECIÓ EN EL DIARIO ,NO LLORÓ PERO SINTIÓ UN DOLOR IGUAL AL QUE SUELE ENFRENTAR A VECES CUANDO PIENSA QUE TODAVÍA NO SE ENCONTRÓ LA FÓRMULA QUE LEZZICA HABÍA INVENTADO PARA QUE TAMBIÉN SE CUREN LOS POBRES.

“Yo pude ver al doctor…y no me olvido”  SUELE DECIR CUANDO ESTÁ A PUNTO DE EMPEZAR A NO CREER EN NADA.