27 dic. 2015

Terceros en discordia

Cuando los padres de Emilio SP llegaron al país (munidos de un fuerte capital en efectivo), instalaron la empresa (modesta en un principio) y fundaron familia.
Los SP tenía muy claro el objetivo de consolidarse a través de la diversificación y tal claridad supo ubicarlos entre los influyentes.
Eso sí, se quedaron cortos con la prole y Emilio, cuando asumió la dirección de los negocios, se sintió desbordado y apeló a la delegación repartiendo actividades entre una docena de notables de apellidos desconocidos pero formados en el exterior.
A la sazón, Don Emilio ya estaba casado con Dorys (que aportó glamour ,fertilidad y  contactos) y se había asegurado descendencia ( Dolores, Reynaldo,Hilario y Francisca) en menos de 9 años.
El problema fue cuando los pibes crecieron y regresaron ( de a uno y desde Boston) pidiendo auditorías, revisiones, respuestas y demás cuestiones para interpelar a los gerentes de confianza que Don Emilio había seleccionado asesorado por amigos viajados.
Y, como siempre, los menores son más  arrojados, entonces Francisquita se enojó porque la docena se llevaba el quíntuple de guita que estaban percibiendo ellos (los hijos) y el triple de lo que le quedaba a su padre.
Ahí se quebró el vínculo de socorros o favores mutuos y los pibes rajaron a todos oponiendo la inestabilidad emocional y psíquica del padre, quien ya incapaz declarado, se instaló en una playa de Málaga junto a su esposa.
Luego vino la culpa y la cultura. Mas, derribado el tótem, el tabú se  multiplicó hasta drenarse con mejoras salariales. Había que construir nuevos lazos y ganarse la confianza de los trabajadores pero, fundamentalmente, era ineluctable empezar a borronear el poder de los intermediarios y dejar todo en manos del muy vernáculo jefe de recursos humanos.
Con lo ahorrado en gerentes,apelaron a antiguas estrategias matrimoniales, tuvieron crías con alto pedigree y empezaron, los cuatro, a reservarles  ingresos plenos en escuelas de  Japón, Francia, Alemania e Inglaterra.
En la actualidad, reconciliados con la estructura productiva, SP Hnos. ruega a Dios que el eterno retorno sea un verso y que  los infantes de la familia no sean tan vagos ni tan  boludos como el viejo patriarca.



5 jul. 2015

"De Dostoievski" -o "De por qué putean a Messi"-

No sé. Leí Crimen y castigo cuando era adolescente y no lo recuerdo bien. Pero, la memoria suele guardar, no el texto original, sino la interpretación, el sentido que personal y subjetivamente recrea cada quien.
A mí me resuena  algo que probablemente Dostoievski no enunció jamás. Pero así somos los humanos: no repetimos sino que recreamos.
HAY TRES CLASES DE PERSONAS. LOS GENIOS, LOS QUE IDENTIFICAN A UN GENIO Y LOS MEDIOCRES, PARA LOS QUE TODO ES LO MISMO.
Entonces, el militante de la mismidad, posiblemente  se sienta empatado con Marx, o con Freud; y, en la arrogancia de inventar lo que ya se construyó colectivamente durante siglos, sostiene revoluciones que entiende de su propia autoría.
De este modo, el pobre tipo…el mediocre, el que vive la vida en virtud de los conceptos de fracaso y de éxito…el pobre tipo que no goza ningún proceso y desearía que en verdad exista un diario del lunes para tomar sus decisiones…el pobre tipo, se pierde, no disfruta…se queda en la playa o en las butacas, satisfecho de su función que ni aun resulta contemplativa. Por eso se comporta como juez de la actuación ajena  usando su varita de medir porque la complejidad lo asusta y nada mejor que los números para tranquilizarse.
Es el tipo que en las reuniones te explica la teoría de la relatividad usando un piolín y una birome…El pobre tipo…el que  todavía no comprendió sus limitaciones. Por eso, por eso se pierde…se pierde la posibilidad de identificar la maravilla, de admirarla, de celebrarla…
Quizás no ha pasado del mito al logos. Quizás no incluya el azar. Quizás, tan romántico y pelotudo, se empecina en la Fe de que un padre, un héroe,o un Dios hará justicia para darle lo que otro Dios le debe: un campeonato mundial.


26 jun. 2015

DETALLE

LA ALCANCÍA CON FORMA DE CERDITO (EN EL CUENTO DE ONETTI) O LA ROSA DE COBRE (EN LOS 7 LOCOS) SON SIGNOS DE ESOS DETALLES QUE APARECEN COMO AL MARGEN DE LO CENTRAL PERO QUE EN VERDAD SOSTIENEN EL NÚCLEO DE UNA HISTORIA.
SIN ESOS OBJETOS QUE REPRESENTAN ALGO DE LO MÁS PURO, LO TERRIBLE NO COMPORTARÍA OTRA COSA MÁS QUE UN ACONTECER COTIDIANO.
POR ESO, CUANDO MI ABUELA SE ENOJA CON LA POLÍTICA, YO LA ENTIENDO Y HASTA ME PONGO TRISTE. PORQUE ELLA TODAVÍA ESPERA , SUEÑA Y NO QUIERE RENUNCIAR  A NINGUNA POSIBILIDAD… PREFIERE  CIERTA IRA PASAJERA ANTES QUE DORMIRSE EN EL DESCONSUELO.
EL PROBLEMA FUE ESE VIDRIO ROTO.  ELLA ERA MUY NIÑA CUANDO EL MÉDICO REGRESÓ A ARGENTINA TRAYENDO BUENAS NOTICIAS Y EL PADRE CEDIÓ EL LÍVING FAMILIAR  PARA CELEBRAR Y AMPLIAR LA INFORMACIÓN SOBRE LOS AVANCES  EN DIVERSOS TRATAMIENTOS QUE HASTA ENTONCES ERAN , ADEMÁS DE CAROS, INEFICACES.

-MARINI ¿SE IMAGINA? CON LA PRIMERA PILDORITA QUE VALE MENOS QUE UN PAN, ¡ ZAZ! YA SE VAN LOS SÍNTOMAS…IMAGINE, MARINI.
-MARAVILLOSO…
-TA, LINDO, VIEJO…TA LINDO.
-SÍ, LINDO…PERO HAY QUE VER CÓMO MUEVEN ESOS HIJO DE PUTA…CUANDO VEAN QUE SE LES TERMINA LA JODA SE VAN A PONER COMO LOCOS…
-A MÍ NO ME IMPORTA. YO YA ESTOY JUGADO Y SATISFECHO.
-¡PERO A UD NO LO VAN A HACER CAGAR!!!!. ELLOS VAN A QUERER  LA COMPOSICIÓN Y QUE UD SE RAJE…
-¿Y? ¡ ME RAJO! …PERO GUARDA, QUE ACÁ SE QUEDA UNA DOCENA DE ESTUDIANTES …
-¿VOS QUÉ DECIS, RUSITO?
-LO QUE DIGA EL TORDO ME PARECE BIEN…

 ESTABAN EL CONFITERO, EL FERCHO, UN HERRERO CUENTAPROPISTA, MI BISABUELO Y EL “TORDO”. TOMABAN CAFÉ, Y HABLABAN. HABLABAN FUERTE. LUEGO MURMURABAN.
LAS MUJERES COLABORABAN CONVERSANDO EN EL PATIO PARA QUE LA PIBADA NO MOLESTARA.
MI ABUELA ERA MUY NIÑA. YA LO DIJE. NIÑA, PERO PÍCARA. SABÍA QUE ALGO IMPORTANTE OCURRÍA ALLÍ  Y SE SUBIÓ AL BANQUITO, APROVECHÓ EL VIDRIO ROTO (ELLA LO HABÍA ROTO LA NOCHE ANTERIOR ,CON UN PELOTAZO). ESPIÓ. MIRÓ. ESCUCHÓ.
LUEGO, CUANDO LA FOTO DEL CUERPO DESTROZADO DEL TORDO APARECIÓ EN EL DIARIO ,NO LLORÓ PERO SINTIÓ UN DOLOR IGUAL AL QUE SUELE ENFRENTAR A VECES CUANDO PIENSA QUE TODAVÍA NO SE ENCONTRÓ LA FÓRMULA QUE LEZZICA HABÍA INVENTADO PARA QUE TAMBIÉN SE CUREN LOS POBRES.

“Yo pude ver al doctor…y no me olvido”  SUELE DECIR CUANDO ESTÁ A PUNTO DE EMPEZAR A NO CREER EN NADA.