9 dic. 2011

Homenaje

La dama que ha recibido pocos beneficios de la naturaleza debe cultivar la bondad, la inteligencia y el buen humor. La mujer hermosa no, ella puede hacer la plancha y cantar al sol. Para la primera son los trabajos y los días, para la segunda el  goce y la vida.
Una, a fuerza de cincel, se ha moldeado un presente de mixturas. La otra nació como escultura.
Y, porque como dice Dolina “No se ama por justicia”, aquí va un pequeño poema pa' compensar una balanza que a favor de las obreras del amor, jamás se inclina.

Hay siempre una mujer hermosa,
ahijada de Afrodita,
prima de Helena,
digna de Zeus.
Tan natural. Tan sin afeites...
la muy puta, gana.
Es ley.


Advertencia: "la muy puta" es un "reconocimiento" para aquellas bellezas que logran, por su virtud, no tener más norte que su antojo.

No hay comentarios: