18 de abr. de 2012

EL AMAGUE DE TAQUITO

Para Pablo, quien luciéndose  con tal tipo 
de jugada  ha inspirado este texto.



Esa técnica que el ruso aplicaba con naturalidad caducó, no por su ineficacia sino por el desuso liso y llano, también allá, por el 90.

La había empezado a poner en práctica luego de ver que en  un partido, cierto 8 mantenía el taco suspendido asegurando la pelota y dejando (literal y metafóricamente) a su adversario en off side.

Lo lamentable es que este tipo de jugada perdida, que daba sus frutos dejando a rivales desorientados e inermes, fue abandonada por una fallida compresión del fair play.

Parece que le llaman juego limpio (o justo) al hecho de avisarle al arquero, sin más, que el tiro libre se pateará hacia el ángulo izquierdo para que no haga el ridículo tirándose de pecho, a la derecha.

Esto suele ocurrir en diferentes ámbitos que trascienden lo futbolístico y, mientras se continúa elogiando la audacia de Odiseo para la construcción del ardid, en la actualidad, al talento lo confunden con una simple picardía que se presenta como un demonio o una afrenta.

Una vez, por ejemplo, Norberto Linares supo cómo sacarse de encima a un jefe que lo explotaba buscándose nuevo trabajo y presentando su renuncia. El “patrón”, ofendido, le reprochó que no avisara con tiempo para poder reemplazarlo para una tarea que exigía cierta preparación.

Pero, es insoslayable decirlo: el “burlado” chilla porque esa pirueta no se le ocurrió a él sino a otro que no es él y encima le gana.

De este modo, el amague de taquito (sutil obra, propia del lateral) pide el desagravio y la restitución de su carácter lúdico y, fundamentalmente artístico. Pues, si vamos a jugar siempre mostrando las cartas o vociferando que tenemos el ancho, caeremos en una suerte de determinismo absurdo y puramente azaroso anulando el poco de albedrío que a todo buen jugador le corresponde defender.

Nota: el “patrón” siempre le decía a Linares: "Flaco, dejá de quejarte y no jodas con eso del aumento… pensá que el cementerio está lleno de imprescindibles."